Documentary

Mi historia con Magic: el encuentro – cap. 2: juez nivel 1

Esta historia comienza en el capítulo 1: juego competitivo.

Cruzar el mostrador

Volví al Magic en 2010 y fue una decisión muy buena ya que le dediqué tiempo a la universidad. No sé qué hubiera sido de mi título si hubiera intentado jugar Magic mientras estudiaba. Obviamente estaba al tanto de lo que pasaba con el juego pero con muy poca dedicación.

Algo que empecé a hacer al volver fue armar mazos viejos. Inspirado en ese mazo de Ben Rubin que compré muchos años antes, empecé a investigar mazos que me habían impactado en mi época de jugador y los empecé a armar. Algunos eran de esa edición de mazos del mundial con otro dorso que me facilitaron la tarea, de una compraba un mazo completo. Otros los armé comprando las cartas una a una. Era una linda manera de rememorar viejos partidos y estrategias sin gastar mucho dinero.

Mi colección de mazos casi finalizada. La foto es de unos años después, a esta altura de la historia tenía bastantes menos.

Menciono esa colección de mazos porque Federico “Batu” Rivero (un jugador muy bueno de esa época) organizó un torneo interesante. Los jugadores jugarían con sus cartas como un torneo normal pero al llegar a los cuartos de final se hacía una especie de subasta entre los jugadores para que seleccionaran con qué mazo terminarían el torneo. Muy buena idea y a los jugadores les encantó. Yo aporté al torneo prestando algunos de esos mazos que tenía armados de distintas épocas de Magic.

Estoy resaltando ese torneo porque yo decidí, en lugar de jugarlo darle una mano a Batu con la organización. En esa época ya estaba trabajando con una banda haciendo shows entonces me creía que tenía idea de cómo hacer funcionar un evento. Fue una experiencia interesante, los jugadores quedaron súper contentos con el torneo extraordinario y yo tuve mi primera experiencia del otro lado del mostrador. Zeta (que en ese momento ya había abierto la tienda más importante Wirewood City) me prestó una camisa de las que usaban los jueces de Magic que Peter le regaló cuando se retiró. La famosa cebra.

Sergio “Peque” García, juez español usando la cebra.

Un tiempito después ocurriría el torneo nacional con clasificación al mundial. Wizards exige un juez al menos de nivel 2 para correr el torneo y como Uruguay no tenía venía un juez de Argentina para eso. En esa ocasión Zeta trajo a Franco Bonazza, un muy buen juez en mi opinión. Algo que podían hacer los niveles 2 además de liderar torneos más importantes era generar nuevos jueces entonces antes del torneo estudié los documentos con la idea de tomar el examen durante ese torneo.

El día del nacional hablé con Franco de los documentos que había estudiado y los temas más difíciles. También me contó de la estructura del torneo y qué esperaba de mi. No recuerdo mucho del torneo, durante las semi finales tomé el examen y lo salvé un poco justo. Franco me dejó una camisa de juez, ya de las nuevas y me dio unas cartas promocionales especiales impresas por Wizards para jueces. No esperaba ninguna de esas dos cosas y honestamente me gustó mucho recibirlas. Se sintió muy bien sentirme parte de la comunidad ya desde el principio.

Nacional 2010. El que está al lado mío es Zeta, dueño de la tienda y organizador del torneo. En el fondo sentado Franco Bonazza ayudando en algo a un jugador.

Voy a hacer un paréntesis para explicar qué es un juez de Magic. Mucha gente cuando se entera de que me dediqué muchos años a eso se sorprende. No entienden del todo cómo un juego de cartas puede tener jueces tan comprometidos y con tanto trabajo. Magic es un juego muy complicado, si imprimen las reglas completas en A4 Arial 12pt son casi 300 hojas. Si, 300. Cuando los jugadores van a un torneo es posible que tengan situaciones que no saben resolver y para eso están los jueces. Además, los torneos nuclean a muchos jugadores y la logística para tenerlos a todos jugando durante el día no es sencilla. Esas son las tareas más glamorosas, los jueces también se encargan de los pequeños torneos de tienda, de llevar adelante la comunidad, de trabajar con los dueños de las tiendas en mejorar la experiencia de sus jugadores, etc. Cada juez puede tener el involucramiento que quiera y hay un gran programa que nuclea todas las actividades de los jueces dentro y fuera de los torneos.

Torneo en Las Vegas en 2015. Más de 8.000 jugadores se juntaron ese fin de semana a batallar en distintos torneos. Los jueces tuvimos alguito de trabajo.

Nivel 1

Al certificarme oficialmente como juez descubrí un mundo que no esperaba que existiera. Habían algunas herramientas un poco precarias pero funcionales para que los jueces de todo el mundo se comuniquen. Además, una plataforma en la que se podía aplicar a torneos en otros países y una comunidad muy grande de jueces en Buenos Aires. En seguida me puse en contacto y no pasó mucho tiempo para que fuera a trabajar en un torneo en la vecina orilla. Creo que me acuerdo de mi primer torneo allá. El juez principal era Damián Hiller y mi líder de equipo era Daniel “Pulse” Ojcius. Menciono a estos jueces por nombre porque nos íbamos a hacer muy amigos en el futuro. De hecho, voy a hacer una listita como la que hice de los jugadores.

  • Juan Del Compare. Fue el primer juez de latinoamérica y trabajó muchos años en la distribuidora principal de Argentina que además organizaba los torneos más grandes. Era la cara del juego organizado y trabajó en torneos durante muchos años. Es el líder del proyecto de traducciones de documentos para todo el mundo. Siempre me gusta mucho verlo.
  • Damián Hiller. El mundo se divide en regiones y el programa de jueces tiene un coordinador para cada región. Dami era el coordinador cuando me certifiqué y fue siempre una influencia muy muy positiva en mi carrera como juez. Si no fuera por él no habría llegado ni cerca a dónde llegué. Terminamos siendo amigos y es de los jueces más cercanos del programa. Fue el único nivel 4 en latinoamérica sur.
  • Adrián Estoup. Sustituyó a Dami como coordinador regional de latinoamérica y tuvo ese cargo mientras yo fue nivel 3, así que el mayor impacto que tuve en el programa fue coordinado por él. También hicimos mucha amistad.
  • Agustín Mopty. Se certificó como juez bastante después que yo pero es de los jueces con los que hice más amistad. Hicimos un par de viajes juntos a torneos y nos llevamos muy bien.
  • Julio Sosa. Tiene una energía increíble, también llegó a nivel 3 después que yo pero compartimos muchos proyectos y participación en la comunidad. Siempre es un placer trabajar con él porque se toma muy en serio el programa y los torneos. Tenemos algunas anécdotas divertidas en torneos.
  • Federico Verdini, Pablo Paolo, Nicolás De Bonis, Janit Mindis, José Nazareno, Daniel “Pulse” Ojcius, Agustín Costarelli, etc. Son todos parte de la comunidad de jueces de Argentina de la que me siento muy parte. Viajé muchísimo a torneos ahí y fui muy acogido por ellos. Uruguay no tiene una gran estructura de torneos ni comunidad de jueces entonces me acoplé al país vecino.
  • Facundo Barboza. Juez nivel 1 de Uruguay, certificado por mi. Lo conocí a través del local de Magic pero como jugador. Lo convencí de que se sumara al programa de jueces e hicimos algunas cosas juntos. Nunca subió de nivel aunque yo creo que debería haberlo hecho.
  • Diego “Ruso” Kiedanski, Emilio Francescini, Mauro Betschart, Matías Urban, Federico Pereira, Virginia Costa, Nicolás Lopez, Mauricio Souto. Ellos son los jueces certificados que aparecieron en Uruguay después de que yo me certifiqué. Son todos hijos o nietos míos (certificados por mi o por jueces que yo certifiqué). De la nada armamos una linda comunidad, completamente sobredimensionada para los requerimientos de juego organizado pero bueno.
  • Carlos Ho. Juez Panameño y el otro nivel 4 de la historia de Latinoamérica. Fue muy importante en mi camino como juez y terminamos forjando una amistad también, aunque no nos vemos mucho.
  • Alexei Gusev. Juez Norteamericano, fue nivel 3 antes que yo y siempre tuvo una actitud increíble frente a los retos y la vida en general. Nos hicimos bastante amigos y siempre que coincidimos en torneos nos quedamos juntos en el hotel. Se retiró en un momento casi sin aviso, años después entendí por qué.
  • Francisco Iramain. Juez de Puerto Rico, estaba en mi primer torneo internacional grande y nos llevamos siempre muy bien. Una vez viajaba a Buenos Aires y me pasó a visitar por casa.
  • David Gutesa. Juez Serbio. Coincidimos muchísimo en torneos e hicimos mucha amistad. Siempre nos solíamos quedar juntos.
  • Cientos más. El programa de jueces es muy grande y yo participé muchísimo en él desde distintos ángulos. Trabajé y tuve interacciones con cientos de jueces de todo el mundo. Voy a mencionar a algunos por nombre en la historia.

El camino empieza por un PTQ en octubre de 2010. Organizado en Buenos Aires, apliqué para ser juez, calculo que me puse en contacto con Damián y viajé. Yo era un nivel 1 con unos meses de certificado y creía que las sabía todas. Me fascinó la experiencia. Para empezar el torneo tenía casi 100 jugadores, lo cual era increíble. En mis épocas de jugador había estado en torneos más o menos de ese tamaño pero fueron muy pocos y ninguno tan importante. Lo siguiente era el staff. Éramos 7 jueces, incluyendo dos niveles 3. ¡Nivel 3! Fue una experiencia fantástica. Fui en barco, me quedé en un hostel y volví a Montevideo el día siguiente. Hablé mucho con Damián y me contó de una idea que tenía de hacer una página web que nucleara las actividades de los jueces de la región. Italia siempre tuvo un programa de jueces muy robusto y fueron los primeros en tener un portal para ellos mismos además de los recursos oficiales. Yo me creía que sabía programar entonces le dije que lo podía hacer.

En Montevideo seguí arbitrando torneos en Wierwood City y jugando competitivo un poco pero siempre que pudiera viajaba a Buenos Aires a algún torneíto. Fui a unos cuantos PTQs y otros torneos medianamente grandes. Conocí a jueces increíbles y empecé a forjar amistades. Rápidamente dejé de quedarme en hostels y me alojaron jueces locales.

El equipo del Planeswalker Showdown, un torneo interesante en Buenos Aires. Desde la izquierda: yo, Juan Del Compare, José Nazareno, Andrés Moro, Facundo Gamero y Matías Zaccara.

En los inicios de 2011 viajé a Buenos Aires por lo menos una vez por mes, incluso algunos más de una. Siempre a torneos grandes, más de 100 jugadores. Me inserté en la comunidad, conocí a muchísimos jueces y empezamos a hacer mucha amistad. Todavía seguía trabajando en la página web para la región aunque un poco más lento de lo que me gustaría. El pago en los torneos no era muy bueno pero suficiente para justificar que siguiera yendo. Un fin de semana después del torneo organizaron un asado en la casa de Adrián así que obviamente me quedé un par de días más y fuimos.

Asado post-torneo en la casa de Adrián. En la mesa del frente: Juan Del Compare, Andrés Moro y Facundo Gamero. Yo soy el de celeste parado atrás, el otro es Alejo Zagalsky. Sentados en la mesa Damián Hiller, Claudio Nieva, Adrián Estoup y dos más qu eno reconozco.

Lo que quiero ilustrar en estos párrafos y estas fotos es lo bien que me recibieron en la comunidad Argentina y lo involucrado que me sentí con ellos. Siempre fui parte, nunca me dejaron afuera. Incluso siempre tuve oportunidades de crecimiento: en uno de mis primeros torneos Damián me asignó como líder de equipo. Eso significa que durante el torneo estaba a cargo de coordinar ciertas tareas, reportaba al juez principal y tenía jueces a cargo. Ese es un rol que típicamente no se le da a un juez nivel 1 pero Damián confió en mí y me puso a prueba. Fue una experiencia increíble, no recuerdo específicamente cómo me fue pero calculo que bien.

El programa de jueces tiene como principio fundamental la realimentación y la mejora en base a reseñas de otros jueces. Desde el principio un juez ya es incentivado a escribir reseñas del trabajo de otros jueces (llamadas reviews) y empieza a recibir las propias. Damián escribió esto después de ese torneo:

Con muy pocos torneos grandes en tu haber, creo que te vi mucho mas cómodo y relajado en este. Sobre todo me parece super el nivel de integración que tenés con toda la comunidad de jueces, donde parece que fuesen amigos de mucho tiempo y que se ven mucho mas seguido de lo que lo hacen. Esto puede parecer algo pequeño o poco relacionado con el programa de jueces pero no lo es en lo más mínimo. El programa de jueces esta basado en la creación y ayuda de comunidades (la de jueces, jugadores, TOs) y tu nivel de integración es realmente notable y será un aspecto muy positivo para vos en tu carrera como juez.

Repasando mi historia en el programa de jueces es imposible ignorar el gran gran impacto que tuvo Damián. Desde el principio se preocupó porque yo estuviera contenido y cómodo pero al mismo tiempo siempre me puso retos y objetivos ambiciosos para perseguir. Mucho de lo que logré dentro del programa (que no fue poco) sin duda alguna fue gracias a él.

Damián ya me había propuesto que empiece a prepararme para nivel 2. Voy a explicar un poquito el tema de los niveles. Como les conté arriba (bastante arriba) hay distintos tipos de torneos, de distintos tamaños. Las tiendas hacen torneos chicos generalmente, a veces algún PTQ un poco más grande. Después hay torneos mucho más grandes como GPs y torneos profesionales como Pro Tours. A su vez dentro de esos torneos hay distintos roles con distintas responsabilidades. Los jueces que atienden los llamados de los jugadores se llaman “jueces de piso”. Coordinándolos están los “líderes de equipo” y encima de todo el “juez principal”. Obviamente que un juez recién certificado no puede ser juez principal de un torneo de 900 jugadores entonces entonces para coordinar ese avance se crearon los niveles de juez. En esta época había 5 niveles:

  • Rules advisor: no era un nivel de juez oficial pero era una especie de introducción al programa. El examen lo podía tomar cualquier jugador y le daba a la tienda en la que jugara una idea de que sabe un poco de reglas.
  • Nivel 1: es el nivel más básico y en el que empiezan los jueces certificados. El examen lo debe poner un juez nivel 2 o más. Estos jueces pueden correr torneos de tienda solos y son los jueces de piso para torneos un poco más grandes.
  • Nivel 2: para subir a nivel 2 el examen lo debe poner un nivel 3 o más, así que las posibilidades son un poco más difíciles. Estos jueces pueden ser jueces principales en torneos más grandes (Nacionales, PTQs, etc.) o jueces de piso en torneos mucho más grandes (GPs). También pueden crear nuevos jueces.
  • Nivel 3: este es el nivel más alto al que un juez debe apuntar, más abajo van a ver por qué. Estos jueces están capacitados para ser juez principal de cualquier torneo de tienda y son los líderes de equipo en GPs. También se espera que sean los líderes en la comunidad, que viajen a torneos lejos y que sean expertos en temas de reglas y políticas de torneo. El proceso de certificación a nivel 3 es muy complejo, participan varios jueces de nivel 3 y lleva unos cuantos meses. Nunca hubo más de 150 en todo el mundo.
  • Nivel 4: este nivel, al igual que nivel 5 no tienen un proceso de subida, sino que Wizards directamente promociona a los jueces que le parece que pueden tener el mayor impacto. Estos son los jueces principales de GPs y llevan adelante proyectos internacionales de gran alcance. En el punto máximo eran unos 15 o 20.
  • Nivel 5: estos eran conocidos como jueces profesionales. Son los únicos que pueden ser juez principal de Pro Tours y deberían tener una dedicación prácticamente plena al programa. Se supone que son los que dan visión al programa y toman las decisiones de más alto nivel. Nunca hubo más de 4 o 5 al mismo tiempo.

Empecé a estudiar las reglas un poco más en serio y cumplí los requerimientos entonces el día antes de un torneo en Abril fui a la casa de Damián y tomé mi examen de nivel 2. Lo salvé, medio justo igual que el de nivel 1 pero con lo suficiente. El examen lo preparé con Adrián que más adelante sería el Coordinador Regional de latinoamérica y alguien con quién iba a trabajar muchísimo. Además, a Damián lo habían promovido a Nivel 4 unos días antes, lo que fue toda una conmoción, era el primer nivel 4 en latinoamérica y el segundo desde México para abajo.

Sigue la historia en el capítulo 3: juez nivel 2.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.