Documentary

Mi historia con Magic: el encuentro – cap.8: coleccionista

Esta historia viene del capítulo 7: juego casual.

Magic es un juego de cartas coleccionables. Lo dice en el género del juego y fue la idea revolucionaria de nuestro guía y mentor Richard Garfield. Sí, con esas cartas se juega el mejor juego del mundo pero además son objetos que se prestan para coleccionar.

Tipos de cartas

Las cartas se imprimen en tres modalidades distintas: ediciones, cartas promocionales y producto suplementario. Las ediciones salen cada 3 meses de manera regular y algunas veces por año adicionalmente de manera extraordinaria. Esas cartas son las que se utilizan para juego “normal” ya sea en torneos o casual. Desde principios de 1999 hay versiones de las cartas brillantes (Wizards les llama foils) que vienen aleatoriamente sustituyendo a la normal en los sobres.

Una carta foil de Urzas Legacy, la primera edición que las tuvo.

Otra modalidad de impresión de cartas son las promocionales que se entregan de maneras menos convencionales. Típicamente esas cartas son re-impresiones de cartas normales y vienen en foil y con un arte alternativo. La rareza de las cartas promocionales depende directamente de cómo se reparten. Por ejemplo, durante muchos años hubo unos torneos promocionados por Wizards los viernes en la noche llamados Friday Night Magic. Esos torneos daban cartas promocionales para los participantes. Cada tienda podía elegir si las sorteaba, se las daba a los ganadores o cómo quisiera. Cada mes se entregaba una carta distinta. Esas promos no son particularmente caras ya que todas las tiendas del mundo podían hacer FNMs y las cartas se repartían durante un mes entero, cada semana. Además, se seleccionaban cartas cuya versión normal ya era barata, entonces la promo no subía mucho de precio.

Un ejemplo de una promo muy famosa de FNM. A la izquierda la versión normal de edición, a la derecha la promo de FNM. Arte renovado y brillante.

Ahora, hay otras promos que sí son bastante caras ya que su distribución es menos generalizada. Al haber menos, son más buscadas. En esos casos se seleccionan cartas cuyo precio es mayor en la versión normal para hacer la promo más interesante. Por ejemplo, en inglaterra se hizo un torneo de un formato muy particular: se jugaba en parejas. Sólo en ese torneo se entregó una carta promocional por participar que además tenía un tratamiento muy especial: toda la carta era dibujo. La carta normal vale unos 20 o 30 dólares, la promocional casi 500. Las cartas promocionales más caras son las entregadas a través del programa de jueces, especialmente las más viejas ya que había menos jueces para recibirlas por lo tanto las tiradas eran mucho menores.

Mutavault promocional agotada en una de las tiendas más grandes de Magic. El último precio que tiene registrado es 450 dólares.

Hay un tipo particular de cartas promocionales que hace muchos años no imprimen y no creo que lo vuelvan a hacer que son son cartas promocionales que no existen en una versión normal. O sea que la promo le agrega cartas al juego, no sólo hace una versión especial de una carta existente. La más famosa de esas es Mana Crypt, una carta que venía con una novela de la historia de Magic. Luego se imprimió unas cuantas veces en esos productos suplementarios que todavía no expliqué pero la versión inicial sigue siendo muy cara y difícil de conseguir.

Mi Mana Crypt de libro

La última modalidad de impresión de cartas un intermedio entre ediciones y prmocionales. Vienen en productos suplementarios que traen unas pocas cartas, no son aleatorias y en general tiene un tratamiento parecidas a las promocionales: son brillantes, tienen un arte alternativo y lucen distintas. La diferencia con las promos es que para conseguirlas sólo hace falta comprar el producto, no es necesario estar en un lugar físico determinado o jugar un cierto torneo.

Wizards últimamente está imprimiendo muchísimo estas cartas, incluso llegando a un producto que se vende sólo durante 24 horas, con una edición nueva por mes. Técnicamente son promocionales pero de muy fácil acceso. O mejor dicho, que para acceder alcanza con comprar el producto. Al igual que las promos, existe una versión normal en los sets trimestrales.

Resultado de imagen para drop series secret lair
Un ejemplo de producto suplementario con cartas pseudo-promocionales. La caja trae sólo esas 3 cartas, con una estética distinta a cualquiera impresa anteriormente.

Reserved list

En 1998 wizards liberó un producto llamado Anthologies. Era el primero del modelo de producto suplementario: una lista de cartas ya existentes reimpresas y vendidas dentro de una caja. Fue el primer producto no-aleatorio. Generó un revuelo entre los jugadores ya que algunas de las cartas que venían en la caja ya no estaban en la rotación de impresión. Los coleccionistas sintieron que el valor de sus colecciones estaba siendo atacado ya que nunca podían saber cuándo Wizards reimprimiría cartas viejas.

En respuesta, Wizards liberó una lista llamada la Reserved List compuesta de cartas que prometieron nunca reimprimir. A partir de ahí, cada vez que salía una nueva edición, agregaban un número de las mejores cartas a la lista para garantizar que fueran objetos codiciados coleccionables. La adición a la lista no duró mucho, el último set que agregó cartas fue en 1999. De cualquier manera la lista no fue abolida y sigue vigente por más que no se agreguen nuevas cartas.

En 2004 Wizards reimprimió una de las cartas de la Reserved List como promocional y causó tantas quejas y reclamos que a partir de ahí la promesa quedó grabada en piedra. Nunca ninguna carta de esa lista vería la luz como jugable en mazos. Muchos años después, en 2012 reimprimieron algunas cartas pero en tamaño grande y con otro dorso.

Phyrexian Negator promocional de juez. Prófugo de la Reserved List y responsable del descontento de muchos coleccionistas.

En mi opinión la Reserved List le hace más daño al juego que lo que ayuda. Es cierto que hay algunos coleccionistas cuya inversión se verá afectada si la abolen pero ya la proporción cambió enormemente. Somos muchísimos más los que queremos jugar con cartas viejas que sólo se imprimieron en 1994 que los que quieren preservarles el valor económico. Wizards no parece tener ninguna intención de cambiar su política de reimpresiones y la Reserved List está tan fuerte como nunca.

Mi colección de Magic

Yo nunca me consideré un coleccionista. En general tenía cartas medianamente caras pero era siempre porque las quería usar para jugar. Obviamente que es imposible tener todas las cartas en mazos, siempre hay stock en carpetas o cajas largas pero el objetivo de mis cartas es que vean juego dentro de mazos. Además, no me gustan las foils, se doblan demasiado y lucen extraño. Prefiero las cartas normales de ediciones normales, es más, cuánto más viejas y gastadas mejor.

Cuando empecé a viajar a torneos, una parte de la paga me la hacían con cartas promocionales de juez. Esas cartas tenían un valor económico interesante y yo las estaba consiguiendo “gratis”, entonces se me ocurrió quedarme con una de cada una para empezar una colección. La idea de esas cartas no sería usarlas en mazos, sino tenerlas como un pequeño museo de cartas lindas y raras. No lo hice explícitamente como una inversión económica pero me parecía lindo también tener cartas de decenas o hasta cientos de dólares guardadas para envidia de mis colegas jugadores.

Las tiendas de cartas online arman stands en los torneos principalmente para comprar cartas. Obviamente que llevan un stock para vender pero su principal objetivo es gastar miles de dólares y hacerse de inventario que después vendrán en su página web. Ahora, pagan más o menos un 60% del valor real de la carta, a veces más, a veces menos dependiendo de cuán buscada sea. Para nosotros los jueces que nos pagaban el trabajo en torneos con cartas, lo más fácil era eso. De hecho era importante recibir el pago temprano en el fin de semana porque las tiendas iban variando su precio de compra a medida que más y más jueces se las ofrecían. Entre nosotros nos íbamos pasando información de qué tienda estaba pagando mejor o peor qué cartas.

Pero para evitar desembolsar tanto dinero, en general las tiendas ofrecen un bonus muy interesante si el cliente que les vende cartas recibe el pago en forma de crédito de tienda en lugar de efectivo, típicamente entre 20% y 30%. O sea que si la tienda me fuera a pagar 100 dólares por una carta, me pagaría 120 en mercadería. En un torneo típico vendíamos entre 300 y 700 dólares en cartas, así que el bonus era interesante. Lo que empecé a hacer fue comprarme cartas promocionales viejas, empezar a crecer mi colección. Una de cada una simplemente, iba a los torneos con una lista y al final de fin de semana buscaba una tienda que me quisiera comprar las nuevas promos y que tuviera en stock algunas de las viejas que yo estaba buscando. Tuve mucha suerte porque hice esto antes de que los precios se dispararan.

Mi colección se centraba sólo en promos, las cartas comunes son demasiadas como para pretender coleccionarlas. Y los productos suplementarios no tienen gracia, con comprarlo uno ya tiene todas las cartas. Las promos tienen un atractivo muy particular en que la mayoría de los jugadores ni las ve. Uno tiene que estar muy involucrado con el juego organizado y participar en muchos torneos y actividades distintas para ver todas las cartas promocionales que existen. Además, Wizards experimenta constantemente con distintas maneras de repartir promos y es difícil seguirles el rastro. Después de unos años de hacer esos intercambios y de comprar cartas llegué a una colección muy interesante. Algunas ediciones de cartas promos las completé, otras están todavía en progreso. Voy a mostrar algunas de las que más orgullo les tengo, las joyas de la corona.

Tierras Guru

Tierras GURU, tan raras como hermosas.

En Magic, para poder jugar las cartas uno necesita maná y lo obtiene de las tierras. Absolutamente todos los mazos necesitan un número de tierras, son la carta más fundamental del juego. Y dentro de las tierras, las básicas son todavía las más esenciales. Existen desde la primerísima edición del juego, las mismas cinco, sin cambios y son las únicas cartas que se pueden usar cualquier cantidad de copias en los mazos. Valen centavos y todos tenemos cientas tiradas en casa. Es por eso que las tierras básicas promocionales tienen un atractivo súper interesante. Son vitales para el juego, completamente comunes pero estas promocionales son realmente caras y hermosas.

Hace muchos años Wizards liberó un programa para capturar nuevos jugadores. A través de él, si alguien traía un nuevo jugador para que se registrara a un torneo le enviaban a los dos una de estas tierras básicas. No duró mucho ni tuvo mucha llegada y estas tierras tienen un par de características particulares. Primero, un arte hermoso, muy poco convencional para Magic de la increíble Terese Nielsen. Segundo, el símbolo de edición (en el centro de la carta a la derecha) es dorado, son las únicas cartas en la historia en tener este tratamiento. Originalmente eran gratis y muy poco buscadas. Yo compré mi juego a unos 30 o 40 dólares cada una, recuerdo que la isla la pagué 80 y me enojé porque cuando me llegó vi que estaba firmada por Terese (se ve un poco en la foto de arriba). Hoy valen algunos cientos de dólares cada una y son realmente difícil de encontrar. El dueño de una de las tiendas que me vendió una intentó comprármela devuelta ese mismo fin de semana durante el torneo, se ve que se dio cuenta de lo que había dejado ir.

Lightning Bolt y Gaea’s Cradle de juez

Dos de mis promos de juez favoritas.

Mi colección de promos se basó desde el principio en las promos de juez. Además de las que nos daban en los torneos rápidamente empecé a comprar las más viejas. Todavía no tengo la colección completa, me faltan un puñado pero estas dos son mis favoritas.

Lightning Bolt y Gaea’s Cradle son dos cartas icónicas del juego. Existen desde los primeros años y fueron usadas en infinidad de mazos increíbles. Yo personalmente las utilicé muchísimos en mis épocas de jugador competitivo, si leyeron el primer capítulo de esta historia ya lo saben. Algo que me gusta también de estas versiones en particular es que son de una época en la que no existían cartas brillantes y la única modificación que tienen es el brillo y la estrella fugaz abajo a la izquierda. El resto de la carta es idéntica a la original lo que le da un toque de nostalgia interesante.

Serra Angel de MTG online store

Serra Angel, una de las cartas más famosas e icónicas de todo el juego.

Obviamente que le tengo muchísimo amor a toda mi colección y hay varias cartas que destacan pero si tuviera que elegir una creo que sería esta. Fue editada en 1999 cuando Wizards se adentró brevemente en la venta de cartas online. No sé exactamente cómo se distribuyó pero al igual que las promos que describí arriba, no tiene ninguna diferencia con la versión original de la carta excepto porque brilla y tiene la estrella debajo.

El Ángel de Serra es una de las criaturas más famosas de la historia de Magic. Estuvo presente en los primeros mazos ganadores de torneos importantes y le mostró al mundo las distintas estrategias que se podían llevar adelante en este juego. Es muy difícil expresar lo que significa esta carta históricamente en el juego. Ese dibujo es la esencia de la fantasía en la que está basada la historia de Magic, es una carta perfecta. Es inevitable que cualquier jugador medianamente experimentado que no sepa que existe esta carta se quede unos segundos admirándola la primera vez que se la encuentre. Es realmente hermosa.

Counterspell e Incinerate de DCI membership

Promos, aunque no lo parezcan.

Estas dos cartas me gustan muchísimo porque ilustran otro tipo de cartas promocionales. Las más feas, las menos llamativas pero que están también súper cargadas de historia, tal vez más que sus contrapartes brillantes.

Los torneos de Wizards fueron manejados durante muchos años bajo el paraguas de la DCI (Duelist Convocation International), una organización de juegos de cartas que tenía otros juegos además. Fue disuelta unos cuantos años después pero durante su existencia fue generador de muchas generaciones de cartas promocionales para distintos programas de juego organizado. En este caso, esas dos cartas se enviaban a los jugadores que se registraban en un plan superior pago.

Me gustan muchísimo esas cartas porque son feas estéticamente. La selección de cartas es excelente, son dos hechizos que ilustran muy bien las filosofías del color azul y el rojo, además tienen dibujos originales que fueron reutilizados muy pocas veces. Al igual que el Ángel de Serra, cualquier jugador experimentado reconocería estas cartas en un segundo y notaría que son versiones realmente extrañas.

Wasteland de player rewards

Wasteland, una de las cartas mas cool del juego. En español no tanto, se llama Erial…

Alrededor de 2001 y durante unos cuántos años Wizards tuvo un programa llamado Player Rewards. A través de ese programa, sólo con jugar torneos todos éramos eligibles para recibir cartas promocionales en el correo. Esas cartas tenían una característica muy especial: no tenían texto. O sea, eran reimpresiones de cartas que ya existían, el mismo nombre y todo, pero sin texto. Los jugadores debían saber de memoria qué hacen las cartas para poder usarlas. Digamos que era una decisión… cuestionable…

Algunas de las cartas de Players Rewards. Las cartas hacen cosas, simplemente no lo tienen escrito.

Esas cartas se imprimieron en ediciones, una por año. Cada edición tenía unas cuantas cartas poco frecuentes con efectos moderados y una carta más poderosa brillante, todas esas sin texto. Pero además agregaron una carta convencional, en versión promo pero con texto normal, de ahí sale la Wasteland.

Wasteland es una carta famosísima, subió muchísimo de precio unos años después de ser impresa y en una época se utilizaba en prácticamente todos los mazos competitivos. Yo la jugué muchísimo, incluso ya la mencioné en una mala jugada que hice en el torneo en la feria del libro en 1999. Esta versión de Wasteland fue la primera brillante y tiene toda esa magia de la original. Fue impresa varias veces después con dibujos distintos pero ninguna mantuvo esa esencia de Magic viejo y poderoso.

Jace Beleren de libro

Otro Jace más.

Jace Beleren es uno de los personajes principales de la historia de Magic. Durante unos años fue el “Mickey Mouse” de Magic, prácticamente todas las historias se centraban en él y tuvo varias cartas con su nombre. Los jugadores nos hartamos un poquito de verlo en todos los torneos.

La carta llamada Jace Beleren fue la primera vez que lo vimos, por allá por 2007. Esta edición particular de Jace Beleren fue editada como promocional dentro del libro The Agent of Artifice. Muchas de las cartas que venían como promocionales dentro de una edición de un libro tienen una pluma como símbolo de expansión.

Esta carta puntual es importante en mi colección porque recuerdo querer comprármela pero consideré que estaba muy cara y decidí comprar un lote de otras promos en lugar de esa. Durante los siguientes años siempre la tuve en mente, es una carta que me gusta mucho estéticamente y como parte del juego. Unos años después decidí comprarla, obviamente terminé pagando más caro que si la hubiera comprado la vez original, pero bueno, ya está en mi colección.

Pristine Talisman de Mirran Pure

Si, dije Mirran Pure.

Wizards of the Coast hacen algo muy bien que es diseñar cartas de Magic. En los últimos años han logrado contar historias increíbles a través de las cartas, algo que parece bastante complejo a simple vista. Los jugadores más involucrados con el juego sabemos qué le pasó a cada personaje en cada momento y por qué ocurrieron los distintos eventos reflejados en las cartas. Una de las historias más increíbles que contaron fue la de la invasión de los Pyrexianos a Mirrodin.

Rápidamente: los Pyrexianos son una raza de pseudo máquinas vivas que infectan todo lo que tocan hasta consumirlo todo. En la historia invaden un plano llamado Mirrodin que ya habíamos visto unos años antes en otras ediciones. Los eventos los contaron en tres ediciones seguidas, la primera tenía unas pocas cartas de Pyrexianos, la segunda mitad y mitad, y finalmente para la tercera hicieron una campaña de suspenso en la que presentaron dos ediciones: Mirrodin Pure -los Pyrexianos perdieron la guerra- y New Phyrexian -los pyrexianos ganaron la guerra. Hasta último momento no le dijeron a nadie cuál era la real. Brillante. Como cartas promocionales de la impresión de ese set, sacaron una carta de cada opción unas semanas antes de mostrar el resto. Finalmente la edición sería New Phyrexia, entonces la promo era idéntica a la carta correspondiente del set. Pero la de Mirran Pure nunca existió. O sea, la carta Pristine Talisman sí fue impresa en New Phyrexia pero con otro símbolo de expansión. Ese que se ve ahí no existe, es de un futuro posible que no ocurrió.

Imagen promocional liberada por Wizards. Todo el producto de la izquierda no existió pero hasta último momento no lo sabíamos.

Me encanta esa carta porque no es brillante, no tiene nada que la haga destacar. Si uno no conoce la historia la puede pasar así sin más. Incluso si miran con atención abajo tiene número de coleccionista como si fuera parte de una edición. Pero es de una versión de Magic que nunca vivimos, una posibilidad no explorada. Me encanta.

Y hay cientos más

Esta es sólo una ínfima muestra de mi colección de cartas promocionales y todo lo que significan para mí. Fueron años investigando, intercambiando, buscando buenas ofertas, buscando cartas en mal estado y baratas, y muchas otras maneras de completar un poquito más mi colección. En estos momentos la tengo un poco abandonada por dos razones: ya tengo casi todas las cartas baratas, conseguir las que me faltan significa invertir muchos dólares en cartas individuales; y Wizards se volvió muy desprolijo con las promocionales y es muy difícil entender el ecosistema de cartas y cuáles salen dónde. No queda claro cuán raras son las cartas ni cuándo se van a poder volver a conseguir, además de que la cantidad de cartas promocionales impresas aumentó muchísimo. Tal vez algún día me agarre el espíritu complecionista y salga en una cacería de las que me faltan. Por ahora estoy muy feliz con el estado de mi colección actual.

“Fin” de la historia

Este es el cierre de mi historia con Magic: el encuentro, al menos hasta ahora. Sigo siendo un jugador muy activo y estoy súper involucrado con la comunidad local y global y con todo lo que está haciendo Wizards para este juego. Tengo mucho para explorar todavía (nunca probé el juego online Magic Arena que escuché que es muy bueno) y estoy más comprometido que nunca con este juego fantástico.

Escribí decenas de miles de palabras y estoy sólo rozando la superficie. Podría escribir diez veces más y esa es sólo mi experiencia, cada jugador tuvo y está teniendo la suya propia. Si leíste todo esto y no jugás Magic, creo que te di unos cuántos argumentos para empezar. Si ya lo hacés, entendés la pasión que tengo por este juego y por qué fue algo tan importante en mi vida.

Gracias Magic.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.